Verdad simbólica sobre el viaje al más allá con videntes

Las verdades ocultas a menudo se nos revelan de manera simbólica y se esconden detrás de los acontecimientos de nuestra historia. Durante siglos nos las han transmitido los artistas a través de sus obras de arte, hombres de genio han lanzado verdaderos «mensajes» dirigidos a los iniciados.
Pero hay una Verdad Simbólica que se oculta y al mismo tiempo habla a través de los hechos que distinguen la historia de la humanidad.

Simbolismo y poder del alma

En este breve ensayo se arrojará luz sobre el valor simbólico que se esconde detrás de una importante conquista del conocimiento tecnológico: Viaje espacial.

Muchos iniciados de diferentes Escuelas son conscientes de un hecho: las fuerzas espirituales influyen e inspiran el pensamiento humano en diferentes campos, desde el arte hasta la tecnología. El objetivo es orientar el plan de la evolución espiritual humana hacia una conciencia cada vez mayor de los vínculos y correspondencias entre los planos físico, material y espiritual.

El gran Iniciado Platón ya nos advirtió que lo que llamamos materia, en la realización de la forma, la Creación, el universo físico, es una copia del Universo Espiritual. Las leyes del Universo físico corresponden a las Leyes que gobiernan el Plano Espiritual según opiniones de videntes.

Según esta escuela de pensamiento

No hablaré en este breve ensayo de física cuántica, ni de teoría de los agujeros negros, universos paralelos, antimateria, porque no hace falta ir tan lejos, perderse en teorías que parecen koàn de la Escuela Zen. Hablaré de algo banal, obvio y obvio, de nuestro tiempo. Algo que comenzó hace muchos años con la invención del avión y que culminó en los años sesenta con la era de la tecnología espacial.

La victoria sobre la fuerza de la gravedad, la superación de la estratosfera, la posibilidad, una vez activado el empuje energético necesario para superar la bóveda –la Estratosfera– que rodea nuestro planeta, de viajar por fuerza de inercia, impulsado por las fuerzas gravitacionales.

Actuando en el cosmos

Los celtas, los alemanes, los egipcios, estaban al tanto de un interregno: ¡la estratosfera que rodea la bóveda terrestre! – entre el Mundo Físico y el Mundo de la Luz. Lo que podemos llamar el Más Allá es solo una fase pasajera.

Para pasar ilesos esta fase de transición, debemos tener el empuje necesario para superar las fuerzas que tienden a unirnos, incluso después de la muerte física, a la Tierra, existe una Estratosfera Espiritual, un campo de fuerzas, que el alma debe cruzar y vencer, para luego poder comenzar el Viaje a los Mundos Superiores, a la Luz, al Reino del Espíritu.

Todas las acciones que realizamos en la vida terrena, orientadas a la Luz, orientadas al Bien, nos aportan energía, útil para superar la bóveda del Interregno, las acciones dirigidas hacia fuerzas opuestas, en cambio juegan a favor de la «Fuerza de la Gravedad». Para lanzar un misil al espacio, es necesario activar, a través de la combustión, una inmensa cantidad de energía, la combustión genera desechos que quedan sujetos a la fuerza de la gravedad.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *