El impacto de COVID-19 en la industria del juego

¿Cuál ha sido el impacto de COVID-19 en la industria del juego? ¿Cómo están reaccionando los mercados? ¿Qué está ocurriendo con el sector del juego online?

A medida que el mundo se adapta a una «nueva normalidad», el juego comienza a recuperarse lentamente. A mediano plazo, la recuperación probablemente dependerá de la efectividad de los tratamientos y vacunas COVID-19. Sin embargo, es probable que el COVID-19 tenga un impacto a largo plazo en el juego.

Casi la mitad de las jurisdicciones de todos los países han predicho que el virus conduciría a una disminución de los juegos de azar en físico; probablemente acelerando los cambios estructurales que ya estaban surgiendo en algunos sectores. También se predijo un aumento en los juegos de azar en línea.

El impacto global que el COVID-19 ha tenido en el juego y las innumerables respuestas de los gobiernos nacionales y los reguladores del juego han despertado muchas dudas en los jugadores. El IAGR es el organismo internacional que representa a los reguladores del sector del juego.

Las jurisdicciones han informado a la IAGR que, dentro del juego tradicional, ha habido una disminución sustancial (del 50%) en los ingresos brutos del juego en el casino, las tragamonedas (fuera del casino), el bingo y las apuestas. El impacto global de COVID-19 en la industria de la lotería fue menor, con reportes menos relevantes.

En el caso de los juegos de azar en línea, la imagen era mixta. El GGR (ingresos brutos del juego) del segmento de casinos parece haberse mantenido estable a nivel mundial, y la mitad de las jurisdicciones no informa ningún cambio material. Para el bingo, 7 de cada 10 jurisdicciones no han informado ningún cambio material.

Las apuestas en línea han experimentado una disminución sustancial en la mitad de las jurisdicciones, debido a una reducción en las oportunidades de apuestas en eventos reales ya que los deportes en vivo han sido cancelados. El GGR de la lotería en línea no ha cambiado demasiado en la mitad de las jurisdicciones, pero ha aumentado en 4 de cada 10 jurisdicciones; probablemente impulsado por el «cambio de canal», ya que los jugadores habituales pasaron de comprar productos de lotería de tiendas minoristas a comprar en línea.

En un esfuerzo por compensar la reducción de los deportes en vivo, algunos operadores han aumentado su enfoque en los eventos de apuestas virtuales. La evidencia preliminar indica que, a nivel mundial, las apuestas de eventos virtuales han crecido y pueden haberse establecido más firmemente como un producto de juego. Pero el GGR de las apuestas virtuales comenzó desde una base baja y sigue siendo bajo en comparación con el porcentaje del total de apuestas.

En general, el número de consumidores que se autoexcluyen se mantuvo estable en la mitad de las jurisdicciones y aumentó o disminuyó en la otra mitad. Los expertos también han informado que no han experimentado cambios importantes en el número de quejas relacionadas con el juego responsable. Esto es tranquilizador, dado que las reducciones de personal y las diferentes formas de trabajar entre los operadores de juegos y los reguladores han creado situaciones difíciles para mantener seguros los juegos.

Los datos sobre juegos de azar ilegales y sin licencia presentan una imagen mixta. Muestran que los niveles de delincuencia percibidos o reales han cambiado en la mayoría de las jurisdicciones, subiendo y bajando. Es muy probable que cualquier aumento sea el resultado de un mayor uso de sitios de juegos de azar en línea ilegales o sin licencia.

El marketing y la publicidad de productos y servicios de juegos de azar es una preocupación creciente para algunas jurisdicciones. Los resultados muestran que los reguladores han estimado que los operadores de juegos de azar, en su mayor parte, redujeron sus gastos de marketing y publicidad durante el período inicial de COVID-19. No obstante, en una quinta parte de las jurisdicciones, los comerciantes aumentaron el gasto, potencialmente para tratar de mantener la participación de mercado o mover a los clientes a productos en línea.

Junto con este análisis, las jurisdicciones han hablado sobre los enfoques que habían adoptado para responder al COVID-19. Las dos principales acciones regulatorias tomadas para responder a la pandemia requirieron la implementación de medidas de distanciamiento social en las instalaciones de juego y el retraso o cancelación de auditorías o inspecciones de las instalaciones de juego.

La efectividad de los datos regulatorios también se evaluó durante la fase de gestión de crisis de COVID-19 en la primavera de 2020. Más de la mitad de las jurisdicciones no necesitaron solicitar datos adicionales a los operadores de juegos de azar para comprender mejor el impacto de la pandemia en el mercado. Este año se espera la reapertura de casinos y un aumento considerable de las apuestas físicas.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *