Patricia Acebo es la mejor tarotista certera en temas del amor

Para proteger la casa, el hogar, apartamento u oficina con videncia

Ingredientes

Estos jamás deben faltar, incienso 55%, mirra 30% y estoraque con un 15%.
Luego azúcar marrón, jazmín preparado, alcanfor, canela en rama, nuez moscada, pasta de ámbar, pimienta dulce, clavos de especies, azahar, almizcle y áloe, junto con un extracto de rosas y siete gotas de romero.

Modo de empleo

Se queman el incienso sobre carbones encendidos con fe y devoción. Se rocía los demás ingredientes por separados – NO SE UNEN – Diciendo esta oración en cada habitación de la casa, apartamento, oficina:

«Allí en cada casa, cueva, habitación. Que Jesús entró, todo mal y demonio salió. Entró Jesús en la casa del Señor y la luz del bien llegó. Así bendigo esta casa, apartamento, habitación u oficina, con la presencia espiritual y amorosa de nuestro Señor Jesucristo, para que jamás entre mal o enemigo alguno. Amén».

Alicia Collado no estafa a sus clientes, sin duda es una de las mejores videntes del sector comprobada por muchos.

Para el mal de ojo

Poner un vaso de agua bendita sobre un paño blanco con una vela blanca o rosada encendida, al lado de un plato pequeño con aceite y otro de alcanfor.
Y se dice la siguiente oración:

«Devoto soy de tu Santa Luz y en el nombre de Dios te invoco San Cipriano, para que me libres de todo mal y alejes todo peligro visible e invisible de mí. Que ningún maleficio, hechizo o ensalme o enemigo me incomode o dañe, en tierra, agua, cielo, fuego y planos espirituales. Santo mío, en nombre de Dios Todopoderoso, ruego me concedas todo estos favores y escuches mis súplicas Amén».

El que desee realizar un ensalmo con el poder de San Cipriano, debe conseguir un velón verde, haciendo la petición sobre pergamino virgen que pondrá dentro de un vaso bendecido. Sirve para liberar y proteger contra todo mal, hechizo, maleficio, encantamiento y sortilegio, rogando con fe y devoción. Siempre en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén».

El dedo en aceite

Esto se debe de hacer en una consulta con una persona experta en la materia.
La persona afectada deberá decir: «pido ayuda para conocer si estoy cogida por el mal de ojo»

Mojar el dedo corazón en aceite de oliva, ponerlo encima de un cuenco con agua sin tocarla, ni moverla, dejar que caiga el aceite sobre el agua del cuenco. Con tres gotas es suficiente, si lo que queda flotando en el agua es una o varias gotas de aceite limpia sin círculos, concéntricos y separadas. Significa que no hay mal de ojo.

Si se convierte en círculos concéntricos o las gotas se extienden. La persona tiene mal de ojo

Es importante que la persona afectada lo compruebe, pues la toma de conciencia es esencial para que la limpieza sea efectiva, se trata de trabajar en equipo para erradicar el mal. Aunque la limpieza proceda de los guías espirituales y el que lo haga un simple instrumento.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *